domingo, 19 de mayo de 2013

13. UNA TRISTE CANCIÓN



NO SÉ cómo empezar

hoy esta triste canción de amor;

él era como un ángel y ella era una virgen,

en días de primavera vivían cada uno por el otro,

ellos estaban unidos por una entrega de amor

eran un solo corazón

en verano eran de fuego,

eran unos apasionados

y la pasión nunca terminaba;

eran de aquellos que soñaban en los días de otoño;

preparándose para el invierno

vivían unidos y aunque hacía frío

juntos eran fuego que no acababa

eran el uno para el otro,

pero, un día malicioso,

ellos se separaron,

ella fue raptada por la ambición

y él murió por la desatención.

1 comentario:

  1. Cuando lo escribí tenía gans de contar una historia de fantasía y por eso se me ocurrió esta historia.

    ResponderEliminar